Según algunos expertos en psicología y coaching de pareja los hábitos más comunes de una sana relación de pareja  son los siguientes:

Respeto ante todo, el respetar a tu pareja es sinónimo de valoración como persona, aunque puedan existir diferencias entre ambos, el respetarlo es aceptarlo completamente con sus virtudes y defectos. Además debes apreciar cada pequeño detalle que hacer en pro de la relación.

Centrarse más en las cosas que hace bien, dejando a un lado aquellas cosas que hace mal.

Cultivar intereses en común es de suma importancia, así podrá disfrutar de su futuro en conjunto y hacer planes u objetivos.

Mantenerse conectados, un simple mensaje o llamada en algún momento del día es importante para expresar que estás ahí presente. Además es una manera cariñosa de decirle “hey, te echo de menos”.

Sentir orgullo el uno por el otro es mágico y gratificante, es saber que cuentas con su apoyo.

Confiar y perdonar es importante, recuerda que ambos son unos y por ende no son perfectos, comenten errores.

Ayudarse el uno al otro en las tareas del hogar, no importa lo que sea (cocinar, limpiar, tender la ropa…), esto les enseñará a luchar por un fin común.

Tener gestos de cariño hará que mantenga la relación viva, siempre es bueno sorprender a la pareja y conquistarla día tras día.

El contacto físico es vital en toda relación, bien sea un abrazo, un beso o tomarse de la mano.

Considera estos hábitos para hacer de tu relación más próspera y feliz día tras día, recuerda que para el amor no se necesita una fecha especial.